Mi primera ascensión al Aneto: aproximación y rutas

Mi primera ascensión al Aneto: aproximación y rutas

28 junio 2021 Artículos 0

Territorio Trail, 28 de junio de 2021

Para iniciar la ascensión al Aneto es necesario conocer los puntos de inicio de las rutas normales, cómo hacer la aproximación hasta ellos y estudiar las diferentes rutas que nos llevan a la cima.

El valle de Benasque es la entrada natural a las distintas ascensiones al Aneto. Las rutas más accesibles son la de su cara norte desde la Besurta (siendo esta opción la más transitada por los montañeros), y la de su cara sur desde el puente de Coronas en Vallibierna.

Ruta de la cara norte.

La Besurta es el punto de inicio de la ruta al Aneto por la cara norte. Se llega a este punto desde Benasque por la carretera A-139 en dirección norte. En verano (finales de julio a mediados de agosto) el acceso a la Besurta en coche particular está prohibido, por lo que debes estacionar el coche en el aparcamiento de El Vado, a 12 kilómetros de Benasque y un kilómetro antes de llegar a los Llanos del Hospital. Desde aquí salen los autobuses hacia La Besurta.

Hasta finales de julio y desde mediados de septiembre el acceso a La Besurta está abierto y se puede llegar en coche hasta este punto tras recorrer 3,5 km de pista asfaltada desde los Llanos del Hospital. En invierno esta pista forma parte del circuito de esquí de fondo de Llanos del Hospital, por lo que no se encuentra accesible para coches.

La ruta comienza en La Besurta en dirección al refugio de La Renclusa (2140 m), por senda bien definida y señalizada como GR 11.5  (marcas de pintura roja y blanca, 50 min). Es aconsejable dividir la actividad en dos días y pasar la noche en el refugio, acostumbrando nuestro cuerpo a la altitud. Desde La Renclusa (2140 m) hacia la cima ya no hay senda definida y hay que seguir mojones (hitos de piedra), que nos llevan en ascenso hacia el Portillón Inferior (2736 m), que no deberemos cruzar (1 h 50 min). Continuar bajo la Cresta de los Portillones hasta el Portillón Superior (2895 m; 30 min), donde cruzaremos a la otra vertiente de la montaña, contemplando ya toda la extensión del glaciar del Aneto.

Al atravesar el Portillón Superior, descenderemos unos metros para, de nuevo en ascenso, dirigirnos hacia el Collado de Coronas. La nieve estará a más o menos distancia en función de la época del año. Una vez en la nieve, es necesario equiparse con el piolet, crampones y casco. Una larga diagonal sobre el glaciar/nevero en sentido ascendente permite alcanzar las inmediaciones del collado de Coronas (3208m; 1 h 20 min).

Atravesar el glaciar requiere el uso de crampones y piolet durante todo el año y no deberías atravesarlo si no dispones de este material o no tienes formación en su uso. Si ese es tu caso puedes contratar los servicios de un guía profesional para la ascensión. Una vez en el collado o Collada de Coronas, punto de confluencia con la ruta que asciende desde el sur, nos enfrentaremos a la zona más inclinada del glaciar hasta la antecima y, una vez en esta, al Puente de Mahoma antes de hacer cima en el Aneto (3404 m; 40 min).

El Puente de Mahoma es el último obstáculo antes de llegar al Aneto. Consiste en un estrecho y expuesto tramo horizontal donde hay que encaramarse a alguna roca. La sensación de vacío en estos últimos metros del recorrido es importante y no debería realizarse en caso de miedo a las alturas. La densidad de gente en el paso y el cansancio pueden comprometer la seguridad del paso. La antecima también es una gran recompensa.

Realizaremos la vuelta por el mismo itinerario hacia el refugio de La Renclusa, finalizando en la Besurta (3 h 50 min). Si no necesitas volver a pasar por el refugio, puedes descender directamente a buscar la Basa d´el Salterillo y el fondo del valle de Barrancs (confluencia con el GR 11.5) hasta el Plan d´Aiguallut y La Besurta.

Ruta de la cara sur

Plan de Senarta es punto de salida de la pista al valle de Vallibierna y el puente de Coronas, lugar de inicio de la ascensión al Aneto por la cara sur. Se llega a Plan de Senarta saliendo de Benasque por la A-139 en dirección norte. A 5,7 km de Benasque se toma un desvío a la derecha que da acceso al Plan de Senarta. Desde allí, una pista sin asfaltar de 7,7 km lleva al puente de Coronas. En verano la pista de Vallibierna está cerrada a los vehículos particulares. En este caso deberás aparcar el coche en el Plan de Senarta y desde aquí salen  6 autobuses al día hacia el puente de Coronas. Consulta los horarios y la regulación de acceso en este enlace:

Si decides subir andando hasta el puente de Coronas, debes tener en cuenta que la actividad se alargará 2 h 15 min más en el ascenso y 1 h 50 min más en el descenso. Hasta finales de julio y desde mediados de septiembre la pista de Vallibierna está abierta y se puede recorrer en coche particular, infórmate de su estado antes de transitarla con tu vehículo. En invierno la pista está nevada y no se pude recorrer.

Aunque hay varios horarios de autobuses que llevan tanto a La Besurta como al puente de Coronas, si decides subir al Aneto en un día debes tomar el primer autobúsentre las 4:30 y 5:30 de la mañana, ya que sino tu ascensión puede verse comprometida al comenzar la ascensión demasiado tarde.

Para simplificar el acceso y ganar unas horas de sueño se recomienda pasar la noche en el refugio de La Renclusa, en el itinerario de la cara norte. Consulta disponibilidad de plazas y reserva antes de salir.

Desde el puente de Coronas (1930 m), tomar el GR. 11 y abandonarlo a los 5 minutos para ascender por el valle de Coronas, por senda definida, hasta el Ibonet de Coronas (2230 m; 1 h).

A partir de aquí entramos en terreno de alta montaña, la senda va perdiendo definición y hay que prestar atención a los mojones (hitos de piedra) que marcan el itinerario a seguir. Remontar bajo la cresta de Llosas hasta el ibón Baixo de Corones (2630 m, 1 h, 10 min) primero, y en dirección noroeste después, hasta los ibones Altos de Coronas (2740 m; 30 min).

Una vez en los ibones Altos de Coronas, seguir la gran morrena glaciar por su margen izquierda hasta llegar a la base de la Collada de Coronas (3208 m; 1 h 25 min). Antes de llegar al collado debemos superar una chimenea con una trepada que puede ser más complicada con nieve.

En la Collada de Coronas el recorrido de la cara sur se une con la ruta que asciende por el norte desde la Besurta y el refugio de La Renclusa.

Según la época del año no encontraremos nieve hasta la Collada de Coronas, pero en este punto entramos en el glaciar del Aneto y es obligatorio el uso de crampones, piolet y casco. Si no tienes este material o no tienes formación en su manejo no deberías adentrarte en el glaciar. Contratar un guía de montaña será en este caso una buena idea. Desde la Collada de Coronas (3208 m) ascenderemos por la zona más inclinada del glaciar hasta la antecima y, de allí, a la cima del Aneto (3404 m; 40 min).

El Puente de Mahoma es el último obstáculo antes de llegar al Aneto. Consiste en un estrecho y expuesto tramo horizontal donde hay que encaramarse a alguna roca. La sensación de vacío en estos últimos metros del recorrido es importante y no debería realizarse en caso de miedo a las alturas. La densidad de gente en el paso y el cansancio pueden comprometer la seguridad del paso. La antecima también es una gran recompensa.

El regreso lo realizaremos por el mismo itinerario hasta el puente de Corones (3 h 30 min). También puede ser una opción descender por la ruta norte hasta la Besurta y, desde allí, con alguno de los autobuses, volver al Plan de Senarta. No olvides consultar los horarios si eliges esta opción.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies